Tahini

Cómo hacer tahini

Salmón con tahini

Salmón con tahini

El tahini es una crema que se usa normalmente como guarnición de muchos platos en Oriente Medio, pero también podemos adaptarlo a los gustos occidentales y crear nuestras propias elaboraciones, como la que os traemos en esta receta de salmón con tahini.

Se trata de un plato muy sencillo de hacer, con un importante aporte nutricional con ácido omega 3, proteínas y vitaminas, lo que hace que sea una buena opción para quienes les guste cuidar su alimentación.

Para prepararlo necesitaréis:

  • 4 filetes de salmón fresco.
  • 140 gramos de cuscús.
  • 1/2 pepino.
  • 2 limones.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Semillas de granada
  • 200 gramos de semillas de sésamo.
  • Perejil fresco recién picado

Modo de elaboración

Lo primero que debemos hacer es preparar el tahini y para ello debemos tostarlo. Pondremos una sartén pequeña fuego bajo y lo dejaremos tostarse poco a poco, pero procurando moverlo para que no se queme.

Una vez lo tengamos tostado lo pondremos en el vaso de la batidora, le añadiremos la cucharada de aceite de oliva virgen extra y lo batiremos todo hasta que quede una crema con cierta consistencia y textura suave.

Por otro lado cortaremos uno de los limones en trozos y con el otro sacaremos su zumo y lo reservaremos. El pepino debemos lavarlo y cortarlo en trozos pequeños y reservarlo junto a las semillas de granada.

Comenzaremos poniendo el cuscús en una cazuela y sobre él echaremos 400 mililitros de agua hirviendo, cubriremos con papel film transparente o pondremos la tapa a la cazuela y dejaremos reposar unos 10 minutos mientras elaboramos el pescado.

Calentaremos una sartén antiadherente con un poco de aceite de oliva y freiremos a fuego medio durante cinco minutos dándole vuelta y vuelta para que se hagan por todos lados, incluso por los laterales. Una vez hechos los retiraremos del fuego.

Al tahini que hemos hecho le incorporaremos el zumo de limón y un poco de agua para que la crema sea menos densa. Por otro lado drenaremos el exceso de agua que pueda tener el cuscús y le añadiremos las semillas de granada, el pepino y perejil picado por encima.

Lo pondremos como una cama en un plato y colocaremos el salmón por encima, acompañado de un pequeño recipiente para el tahini y los trozos de limón.

Consejos

Si no queremos perder demasiado tiempo podemos utilizar el tahini ya hecho, el cual podemos encontrar en los pasillos de cocina internacional de las grandes superficies. Para que no quede tan seco el cuscús, se le puede echar aceite de oliva o incluso aceite de sésamo, que le dará un sabor muy original.